Sígueme en Twiiter

miércoles, 5 de agosto de 2009

Nuevas experiencias… sin olvidar la tierra en que nacimos


Encaminarnos hacia nuevas experiencias siempre asusta un poco, pero enriquece nuestro trayecto por la vida.

Conocer nuevos rostros, hacer nuevos amigos, aprender de otras culturas nos enseña algo importante y que no debemos olvidar: Nuestras raíces deben permanecer siempre y debemos enarbolar nuestra bandera en cada terruño que pisemos.

Dejar un buen sabor dominicano en tierras extranjeras y en su gente, debe ser siempre un norte a seguir.

La distancia se convierte en cómplice de momentos emocionales que nos dirigen a extrañar hasta lo que muchas veces rechazamos: EL CALOR, LOS CARRITOS PUBLICOS, LOS RUIDOS, A LA VECINA CHISMOSA, LOS PLEITOS DE HERMANOS J, LA CANTALETA DE LA MADRE DE QUE NO LLEGUES TARDE A LA CASA, etc.

Siempre es bueno experimentar nuevos horizontes, no desperdiciemos las grandes oportunidades que nos ofrece la vida, todo tiene un momento y un lugar y hay que saber aprovechar las situaciones que se presentan para nuestro bien.

Si es tu caso, ponte positiva (o) y en hora buena sácale el mejor provecho.

Adelaida Martínez R.
Periodista

1 comentario:

Mary Esther dijo...

Holaaa, me alegro mucho de que vas a vivir una experiencia que jamás olvidaras. Estoy en el país de vacaciones. A tu orden en España. Xao