Sígueme en Twiiter

jueves, 21 de agosto de 2008

LA MOLESTOSA CISTITIS



La molestosa cistitis
Las mujeres que padecen dolor y otros malestares al orinar pueden estar desarrollando cistitis, una infección típicamente femenina que puede fácilmente tratarse de forma muy efectiva usando antibióticos
Por Adelaida Martínez / El Caribe


Martes 12 de agosto del 2008 actualizado a las 1:21 AM



Muchas mujeres alguna vez en su vida han sentido esa molestosa y dolorosa sensación de querer orinar y no poder. Pueden estar padeciendo de cistitis, una infección de las vías urinarias que puede tener su origen en bacterias, sobre todo la Escherichia Coli, que vive en la vejiga o que procede del exterior.

Sin embargo, otras como la Staphylococcus -Epidermis , que vive en la piel, puede producir también esta enfermedad si llega hasta la vejiga.

Las bacterias que logran entrar a la vejiga son eliminadas durante la micción, pero si por algún motivo permanecen allí, crecen y se multiplican con mucha facilidad, originando la infección.
La incidencia de cistitis es mayor en mujeres porque la uretra es más corta y está más próxima al ano.

En los hombres, afecta especialmente a los mayores, que presentan algún tipo de agrandamiento de la próstata. Al obstruirse el flujo de orina y no lograrse un vaciado total de la vejiga, ésta es más suceptible de infectarse.
De acuerdo con Zobeida Azcona, especialista en ginecología y obstetricia y en rejuvenecimiento vaginal y quien labora en el Centro de Ginecología y Obstetricia, este padecimiento es una inflamación aguda o crónica de la vejiga que puede cursar con infección o sin ella y que los riesgos de contraer la enfermedad pueden darse durante el embarazo, durante las relaciones sexuales, por el uso del diafragma y por tener relaciones sexuales con distintas parejas.

Principales síntomas

De acuerdo con la experta, las principales señales de aviso de esta infección son: una presión en la parte baja de la pelvis, dolor y ardor al orinar, aumento de la frecuencia de micción y sensación de urgencia de orinar.

Por otro lado, la orina presenta un aspecto turbio, incluso, en muchos casos puede presentar sangre y quizá también cambios de color y olor fuerte.

Asociados con estos síntomas se puede sentir también dolor en los costados del cuerpo o en la zona lumbar, así como también falta de apetito, fiebre, fatiga, debilidad, escalofríos, vómitos y, por ende, cambios de humor.

En personas mayores puede haber también confusión mental.
De acuerdo con los expertos, si se sienten estos sintomas hay que visitar al médico.

Tratamiento y prevención

Los casos leves de cistitis pueden desaparecer espontáneamente, especialmente si la persona ingiere mucho líquido, lo que estimula las micciones frecuentes, que ayudan a eliminar las bacterias de la vejiga.

Sin embargo, como siempre, existe un riesgo de que la infección se extienda a los riñones, se recomienda su tratamiento con antibióticos durante el período indicado por el médico, que generalmente es de 7 días.

Las mujeres deben evitar los desodorantes y duchas vaginales, baños de burbujas u otras sustancias irritantes, y si utilizan diafragma para evitar el embarazo, es aconsejable cambiar a otro método anticonceptivo.

Es importante saber que lo primero que se contamina es la uretra, y si no se trata a tiempo la infección sigue un trayecto ascendente que puede alcanzar los riñones, ocasionando lo que se denomina una pielonefritis.

Es importante consultar con un médico si se llega a sentir cualquiera de los síntomas durante más de 2 ó 3 días, si son particularmente severos.

1 comentario:

Naturalmente dijo...

La combinación de sales bioquimicas se puede utilizar regularmente en remedios homeopáticos para promover el equilibrio sistemico en el sistema urinario y mantener la salud de la zona urinaria y de la vejiga, evitando el ardor al orinar, previniendo infecciones entre otros.