Sígueme en Twiiter

lunes, 14 de julio de 2008

Este estilo de querer


No creo en la existencia del amor que se consigue en un instante, creo en la atracción fugaz, en una química que nos invita a querer entablar un diálogo y dependiendo del contexto “el anhelo o deseo irá rumbo hacia querer algo más que palabras”.

Siempre he dicho “CREO EN LAS COSAS QUE SE CONSTRUYEN”, porque paso a paso se edifica un castillo. Habrá momentos en que se caiga tal vez un ladrillo, pero si persistes en ver la obra final y su belleza, volverás a recogerlo y a colocarlo aun con más fuerza y audacia. La tolerancia es una virtud que nos convierte en seres especiales capaces de perdonar y razonar.

Nunca pretendas conocerme ni cambiarme, no busques en mí un prototipo, quiéreme con mis defectos y virtudes, porque ellos harán nuestras vidas menos monótonas. Eres un ser inteligente y se que estarás feliz de haber encontrado a alguien que piense con su propia cabeza, más no la tenga de lujo solo para lucir una hermosa cabellera y ser una bocina parlante.

Siéntete orgulloso de hacerte acompañar de alguien que te respeta y que desea lo mismo. Virtudes que difícilmente se encuentra en un mundo en donde te bombardean ideas encontradas en cuanto las relaciones de pareja.

Nunca dejes de ser lo que conocí en los primeros días, eso mata lo que me enamora en el día a día; nunca dejes de hacer lo que hacías en el proceso de la conquista, eso mutilará mis ansias de querer estar a tu lado.

Si en algún momento te enojas, dime lo que te llevó a salir del estado de tolerancia, y si creo que tienes la razón, lo asumiré y creceré ante una nueva lección. Las relaciones querido, son como libros: una enseñanza con el día a día. Eso lo dice Jorge Bucai.

Nunca dejes de ser tú, de auténtico e íntegro, pero nunca dejes de amar y de ser lo que he percibido, un caballero, respetuoso y gentil… cosas difíciles de encontrar en esta cultura.

Pero ten pendiente algo, la felicidad está hecha de momentos, inolvidables momentos que a mi entender deben sobrepasar cualquier malentendido. Y si en verdad estamos dispuestos a perseguirla, no debemos dejar de hacerlo por cosas que a veces suelen ser tan sencillas.

Debemos estar preparados para recibirle cuando llegue y dejar ir cuando quiera volar.


Un abrazo!!!
AMR

1 comentario:

Ramielys dijo...

Pero este boche... para quien es!!!!!!