Sígueme en Twiiter

martes, 19 de enero de 2010

CONVIVENCIA: ¿MALDICION O PRUEBA?



Siempre me he preguntado ¿por qué hay tantos divorcios?, si la unión por amor es uno de los vínculos más hermosos. Pero viendo la situación en la que se desenvuelven muchas relaciones de noviazgo, amistad o de otra índole, he entendido que no es fácil adaptarse a nuevas reglas cuando ya practicas otras: ¡las tuyas!.

Divino es poder hacer lo que te plazca, moverte a tus anchas, despertar a la hora que sea sin que nadie interrumpa tus sueños y sin que nadie interfiera en tu manera de comportarte. Fascinante es cuando tu mano tiene el poder de controlar el mando sin que nadie te diga que ver o que cambie de programación; placentero es andar a tus anchas sencillamente, siendo tú, pero cuando tienes más cabezas cercanas a ti, con ideas y costumbres distintas, la cosa no es NI TAN DIVINA, NI TAN FASCINANTE, NI TAN PLACENTERA.
Siempre habrá quien un yoista que quiere que hagan las cosas como a él o a ella le gustan, (que pongan un vaso de tal manera porque ese es su estilo, que la idea del otro le parece tonta porque todos son adultos y no hay que decirle las cosas que tienen que hacer porque sencillamente no le parece, que siempre está atento a quien no hizo esto para balearlo por detrás, en fin… un caos de adaptación) la cual llega a veces tan lenta que desespera.
Lo mejor es tratar de asumir la convivencia como un aprendizaje, habrá momentos en los que entenderás porque hay divorcios y separaciones, pero habrá otros que también comprenderás porque el cariño y el afecto pueden perdonar algunos roces fuertes, porque en definitiva estamos aquí EN CONVIVENCIA y presenciaremos momentos que nos harán desilusionarnos por momentos de aquellos a quienes queremos, luego nos sorprenderemos de lo enojados que estuvimos y quizás pasaremos la página, peor si no es así.
No la veo como una maldición, aunque a veces la maldigo, la asumo más como una prueba para crecer, para aprender a decir lo siento y ver que esas palabras me hirieron quizás porque él o ella estuvieron bajo estrés, en fin… TODO PASA… y debemos aprender a respetar los pensamientos y formas de cada cual, aunque nos parezcan injustas e inapropiadas.
Y espero no almacenar, porque no quiero cambiar los sentimientos positivos que una vez nacieron de algo hermoso… la amistad leal y sincera.
Quiero aprender con esta experiencia, que cada quien es único y que no todo el mundo actuara de la misma manera.
Un abrazo,
Adelaida Martinez
Periodista...

1 comentario:

R a m i e l y s dijo...

cOmO Diría mi amiga ADelaida....

TOdo Pasa Por una Razon ... hay q soltar y dejar!!!