Sígueme en Twiiter

martes, 2 de octubre de 2007

CUANTO HEMOS MADURADO


Recuerdo que en tiempos atrás cuando se convocaba a un paro nacional, era un total caos. Las personas debían quedarse en casa por los constantes desordenes ocasionados por grupos en todos los sectores del territorio dominicano.

Pero quienes eran los revoltosos? Los jóvenes que carecían de sentido común, aquellos que se pasaban el día vegetando en una esquina sin ser productivos para la sociedad en la que se desenvolvían.

Aquellos jóvenes que optaban por no estudiar y por contribuir a malos hábitos que los asociaban con la delincuencia y con personajes que no tenían un porvenir positivo ni aspiraban a una mejor vida.

Ahora es diferente, la gente ha entendido, que el quemar gomas solo afecta a los residentes del lugar en donde se ejecuta la maniobra; que el fabricar bombas, lamentablemente termina recayendo sobre algún inocente que estaba en el lugar inadecuado, mientras los organizadores, están libres de todo este revuelo, ya que no pasan de estar unas horas tras las rejas o de recibir una buena tajada para estar tranquilo.

La sociedad dominicana ha madurado en la forma de realizar protestas, una camita, una campaña y la invitación al dialogo con las autoridades competentes, son las nuevas formas que el dominicano ha adoptado inteligentemente para resolver conflictos y exponer inquietudes.

A los que se atreven a utilizar el viejo método de paralizar la ciudad y con ello el comercio, no les ha ido muy bien. Cada día el dominicano se convence de que las revueltas no conducen a nada positivo, al contrario, los que pierden son los aquellos que trabajan y expresan su descontento de una manera mas efectiva, por la vía del dialogo y por el camino del orden conducido por gente de pleno siglo XXI.


AM

2 comentarios:

Mary Esther Campusano dijo...

Es que esta generacion entiende q las huelgas a nada llevan..a los q la hacen hay q meterlos presos

Anónimo dijo...

es que ya estamos grande para esas tonterias.